Mexico, el pais de las ilusiones.

Enrique Peña Nieto "El Copeton de Atlacomulco"

Enrique Peña Nieto “El Copeton de Atlacomulco”

Hola de nuevo.

Una vez mas quiero opinar sobre la polaca de mi país así que para no perder el tiempo ahí va.
Habiendo ya logrado muchas de las reformas que quería nuestro presidente “El Copeton de Atlacomulco” me queda el mal sabor de boca de que de nueva cuenta no nos va a servir de mucho para que el país tenga un avance importante en cuanto a la economía de los mas pobres.
Y el motivo… la no transparencia de el gobierno.
¿Y donde quedo la reforma para terminar con la corrupción?
Se hicieron un gran numero de reformas que eran necesarias pero… ¿y la corrupción? ¿O se cree que se puede tener éxito con el cambio que producirán las reformas mientras todos le meten mano a el país por todos lados sin haber quien los castigue? ¿Ya no hay narco? ¿Ya no hay muertos por el narco?
Me incomoda y entristece el que el PRI de mi infancia esta de vuelta en Los Pinos. Para todos los que tengan menos de 30 años y que quizá no recuerden el actuar de los presidentes Priistas pues sean bienvenidos a el pasado.
Miro a un presidente que habla y habla pero no escucha. Miro a un presidente que habla rodeado de gente que le aplaude. Miro a un presidente de los 70’s, 80’s y 90’s en el 2014. Si bien no es un presidente que haga lo que se le de la gana de una manera tan sencilla como en el pasado si es un presidente que opera con un sistema obsoleto para resolver problemas que su mismo partido creo. Y es ahí donde veo la falla, ahí es donde veo el problema.
Escucho a este presidente que dice que son un nuevo PRI pero que no a hecho NADA para cambiar a su partido. Miro a un presidente que cree que en México la corrupción es cultural y no de sistema. Miro a un presidente al que yo no le e escuchado decir que su partido y su sistema crearon el México en el que hoy vivimos. Miro a un presidente que me dice ofrecer un nuevo panorama pero al que no le e escuchado ni un sola ocasión condenar las corruptelas de antaño y las actuales en su partido. Miro a un presidente que ejerce la justicia a conveniencia pero no con igualdad. Miro a un presidente que usa el poder de el estado como arma para lograr un objetivo y no como un instrumento de progreso que es lo que debería ser. Miro un presidente que me quiere hacer creer que el país ya es diferente, que se lo diga a los familiares de desaparecidos en diferentes partes de la república los cuales tienen que buscar los huesos de sus desaparecidos porque su gobierno les sirve para darles desesperanza por decir lo menos y no decir malas palabras. Que se lo diga a los padres que tienen que soportar la pobreza de su familia y la frustración de no poder proveer con lo necesario a los suyos, que no pueden soñar con un futuro mejor para sus hijos.
Miro a un presidente que se siente orgulloso de sus logros… no son logros, son deudas con la nación y no deberían de sentir orgullo debieran sentir vergüenza por tener a el país en la situación que esta y apuro por haber tardado tanto en hacer cambios que beneficien a el país y que se necesitaban desde décadas atrás. Miro a un presidente que cambio el diseño de la casa pero que dejo los mismos cimientos de corrupción, impunidad y falta de transparencia que han sido la maldición de este país a lo largo de su historia. Miro a un presidente que logro su objetivo, su nombre quedara escrito en la historia de este país, junto con los de Gustavo Díaz Ordaz, Luis Echeverría Álvarez, José López Portillo y Carlos Salinas de Gortari lo cual no puede (o debiera) ser muy halagador para nadie. Miro a un país que una vez mas esta en las puertas de ser “diferente” con el mismo sistema corrupto de siempre, con las mismas leyes tramposas de siempre y con la misma clase política de siempre.

Espero de todo corazón que me equivoque. Espero que mi país de un giro y sea un país de progreso, de igualdad, de tolerancia, de justicia, los Mexicanos lo necesitamos.

¿En qué momento se jodió México? entrada original de Alejandro Rosas

La entrada a continuación fue publicada originalmente por el historiador Alejandro Rosas en su pagina de Tumblr este es un copy and paste, ve a la entrada original y leela ahí mismo, sigue a este magnifico historiador y aprende mas sobre la verdadera historia de tu país.

Texto de Alejandro Rosas.

Esta es la introducción que forma parte de mi ensayo para el libro “El México que nos duele” (Planeta, 2011), que escribí en coautoría con mi amigo Ricardo Cayuela.

¿En qué momento se jodió México?

“Durante los primeros meses a todo el mundo le parecía encantador el nuevo gobierno, pero toquen alguna cosa, pongan manos a la obra y se les maldecirá. Es la nada que no quiere ser destronada… la nada es una sustancia manejable, pero en este país, al contrario, se tropieza uno con ella a cada paso y es granito, es más poderosa que el espíritu humano y solamente Dios podría doblegarla. Fue menos difícil erigir las pirámides de Egipto que vencer la nada mexicana”.
Carlota de Bélgica
En 1969, Mario Vargas Llosa publicó su novela Conversación en la catedral e hizo célebre la pregunta “¿en qué momento se jodió el Perú?” Yo nací ese mismo año, cuando la Revolución Mexicana cumplía 59 años y el llamado milagro mexicano agonizaba sin remedio; sus estertores anunciaban el inicio de las crisis que terminaron por hundir al país en la desesperanza y en la frustración. ¿En qué momento se jodió México, si cuando yo nací ya estaba jodido?
Crecí mirando a mis papás ejercer su derecho al voto, a pesar de que, por entonces, valía poco o nada. Acudían religiosamente a las urnas, más como un acto de fe que como un ejercicio cívico; los dados siempre estaban cargados así que no había lugar para milagros. ¿Para qué votamos? Se preguntaba gran parte de la sociedad cuando solo había lugar para el mismo resultado: carro completo.
Me inculcaron el amor a una patria imaginaria que estaba por encima de lo que el sistema político había construido: una oprobiosa simulación de República. En esa patria imaginaria, la noche del grito era una entrañable reunión familiar, ajena por completo a la retórica patriotera o a los “gritos” de coyuntura como “¡Viva el tercer Mundo”! de Echeverría; la bandera tenía un significado profundo a pesar de haber sido expropiada para estampar sus colores en el logotipo del partido oficial que había dejado que la Patria se desmoronara en sus manos. Podía sentirme orgulloso de que la familia guardara un pasado revolucionario que no tenía relación con la revolución que había desvirtuado el propio sistema.
Mis abuelos fueron burócratas –un telegrafista y un ferrocarrilero-, hombres longevos que conocieron la efímera bonanza económica los años cincuenta y sesenta, pero que llegaron al final de sus vidas con ínfimas pensiones, devaluadas a cada minuto por las recurrentes crisis. Ambos se llevaron a la tumba lo que traían puesto y su conciencia tranquila tras haber sorteado el pantano de la corrupción en el servicio público. Como todos los mexicanos, durante el último cuarto del siglo XX, abuelos, padres e hijos aprendimos a sobrevivir a nuestros gobernantes, a los de antes y a los de ahora.
La construcción de esa Patria idílica en mi imaginario –inculcada en el seno familiar y permeada por la historia oficial, a la que nadie pudo escapar-, me llevó a convertirme en historiador por vocación, por pasión y por gusto. Comencé por la historia de bronce: creí en los héroes, enarbolé sus banderas con orgullo casi dogmático y detesté a los villanos, pero con el tiempo, cuando tuve acceso a las distintas interpretaciones construidas dentro del ámbito académico, los mitos se derrumbaron frente a mis ojos y no sin cierto desconsuelo pude confrontar la realidad mexicana con un pasado distinto al que nos habían contado y en el que nos habían adoctrinado.
Dicen que el historiador es un profeta del pasado. Desde los fastos de la historia planteo esta interpretación de nuestra realidad actual. Más allá de los lugares comunes o de los determinismos que sostenía la historia oficial para justificar nuestro comportamiento como sociedad, el conocimiento de la historia se convierte en un instrumento fundamental para encontrar los porqués de nuestro fracaso histórico e intentar definir los hacia dónde.
En las últimas cuatro décadas me ha tocado vivir esa historia ambivalente que oscila entre el autoritarismo de antes y la democracia de ahora; no hemos podido transitar hacia la construcción definitiva de una sociedad moderna porque continuamos arrastrando lastres de nuestro pasado inmediato.
Como ciudadano he sido testigo y protagonista de la transición democrática al más puro estilo mexicano: inconsistente, desordenada, a medias, pero que se sostiene, que busca echar raíces contra todo y contra todos y se levanta como una alternativa para construir un Estado viable, a pesar de la falta de miras y la mediocridad de los actores políticos de los últimos cuarenta años.
Aunque la memoria histórica suele ser corta –salvo para quienes compartimos la vida cotidiana con el pasado-, no hay lugar para añorar otros tiempos porque en ellos se construyó el entramado de corrupción e impunidad que hoy tiene paralizado al país; tampoco hay lugar para seguir construyendo un presente que no lleva hacia ningún lado. A través de la memoria histórica podemos reencontrar el camino y quizás, hasta recuperar el tiempo perdido. Lo único que no podemos permitirnos es olvidar.
Tenía 12 años cuando vi llorar al presidente López Portillo en cadena nacional y enjugarse sus lágrimas con el decreto de nacionalización de la banca; tenía 15, cuando escuché a Miguel de la Madrid declarar ante los medios, en septiembre de 1985, con una ciudad devastada como escenografía, que estábamos preparados para “atender la situación” y no necesitábamos ayuda externa; ¿Renovación moral de la sociedad? Tan solo una ironía.
Tenía 18 años cuando el sistema se cayó convenientemente para favorecer, una vez más, al candidato oficial del PRI; atravesaba los 21 cuando nos anunciaron que ya éramos del primer mundo; un país de primer mundo muy sui géneris donde había millones de pobres; tenía 23 cuando Salinas de Gortari reprivatizó la banca y en poco tiempo ya estaba en quiebra; tenía 25 cuando nos anunciaron que siempre no; que no éramos del primer mundo y debíamos darle la bienvenida a una nueva crisis y envidié la chamarra de cuero con piel de borrega que llevaba puesta el ex presidente Salinas de Gortari para iniciar su huelga de hambre, luego de haber empujado al hambre a millones de mexicanos.
A los 25 también desperté de una larga fantasía: la moneda mexicana no se llamaba peso, sino UDI. Rebasaba ya los treinta cuando sacamos al PRI de los Pinos sólo para construir una realidad alternativa, el paraíso de la inconsciencia llamado Foxilandia y ya instalado en los cuarenta me tocó ver el regreso del PRI a Los Pinos, luego de que durante 12 años, el PAN sólo calentó la silla presidencial. Hoy tengo 44 años y jamás me imaginé que el territorio nacional se convertiría en un cementerio con miles de tumbas sin nombre.
El país navega a la deriva, sin orden ni concierto. ¿En qué momento se jodió México?”

Nazario Moreno Gonzalez “El Resucitado”. La perfecta fotografia de el gobierno de Calderon.

El Chayo. La burla de Calderon, el logro de Peña Nieto.

El Chayo. La burla de Calderon, el logro de Peña Nieto.

Una vez mas queda exhibido el mal manejo que existió en el sexenio anterior esta vez el chiste va de parte de Nazario Moreno González “El Resucitado”.

Aiga sido como aiga sido. Esa fue la frase de nuestro ex presidente Felipe Calderón Hinojosa y creo que es la frase que encapsula a la perfección su sexenio. El fue el presidente de México, aiga sido como aiga sido, el peleo la guerra contra el narco aiga sido como aiga sido y dirigió el país aiga sido como aiga sido.

Si bien yo en lo personal creo que hay cosas en su sexenio que se deben reconocer (muy pocas) son muchas mas las que se les tienen que reprochar.

Yo tengo un dicho o “pensamiento” y es el que no hay nada peor que un pendejo con ganas. Para mi un pendejo con ganas es alguien bien intencionado (en el mejor de los casos) que quiere ayudar pero su falta capacidad o conocimiento provoca lo contrario haciendo todo mas difícil para los demás. Creo que eso encapsula el presidente anterior una persona bien intencionada  que no tenia la capacidad para ocupar el puesto.

Recorramos las fallas de el sexenio sin orden cronológica…

1.- Gregorio Sánchez Martínez ;
Detención y después liberación de Greg Sánchez.

2.- El Michoacanazo;
Detención y después liberación de presidentes municipales de Michoacan.

3.- La Estela de Luz;
Un caso de corrupción y malgasto para celebrar el bicentenario de nuestra independencia que para los pelos de punta.

4.-  Florence Cassez;
Detención y después liberación de una ciudadana Francés.

5.- Jorge Hank Rhon;
Detención y después liberación del ex alcalde Tijuanense.

6.- Detención de el supuesto hijo de el chapo;
Se detiene a un individuo de nombre Felix Beltrán León al cual se le anuncia y presenta ante la prensa como hijo de el chapo Guzmán resulta que no es.

7.- Robo de el cadáver de el Lazca;
Matan a el Lazca en un enfrentamiento, les roban el cuerpo (suena a Chayo?).

8.- Muerte de el Chayo;
Se anuncia la muerte de Nazario Moreno González “El Chayo”. Se roban el cadáver.

9.- 60,000 muertos en la guerra luego lucha contra el narco;
De el 2006 a el 2012 la guerra luego lucha contra el narco dejo alrededor de 60,000 muertos.

10.- Guardería ABC;
5 de junio de 2009 en Hermosillo, Sonora. Un incendio en la guardería ABC deja niños y niñas muertos/heridos. No hay responsables.

11.- Asesinato de 17 jóvenes en Ciudad Juárez, Chihuahua;
31 de enero de 2010 un comando armado asesina a 17 jóvenes en Ciudad Juárez el entonces presidente señalo a los muertos como delincuentes y pandilleros. No lo eran.

12.- Los migrantes asesinados;
San Fernando, Tamaulipas 21 de agosto de 2011 72 cadáveres de migrantes centroamericanos son encontrados en una fosa clandestina, evidencia el maltrato y delitos de los que son victimas los migrantes en nuestro país por parte de el crimen organizado.

13.- 16 millones a la miseria;
El sexenio de Calderón sumó a 15.9 millones a la miseria.

14.- El casino Royal;
Agosto del 2011 un grupo armado prende fuego a el casino Royale, 52 muertos.

Yo creo que no tiene caso seguir la foto ya esta clara. Nuestro presidente anterior fue un hombre que no ayudo a el avance de el país. Y la hoy muerte de Nazario Moreno González “El Chayo” vuelve a exponer las fallas de la anterior administración. Este hombre expone la urgencia que siempre se sintió en la administración anterior por dar resultados, por mostrar que si se podía, por legitimarse, por demostrar que no solo eran ganas que también había capacidad, hoy el tiempo nos ofrece la realidad.
Hay dentro de el gobierno de Presidente de Felipe Calderón un personaje que creo que tiene una gran responsabilidad en las pifias de el presidente (no tengo pruebas es solo mi opinión desinformada), un personaje obscuro y el cual no entiendo que méritos pudo tener para llegar a ocupar el puesto dentro de el gobierno anterior, un hombre que para mi representa deshonestidad, corrupción, incapacidad y el cual no entiendo como puede ser que aun este libre. Me refiero a Genaro Garcia Luna. Un funcionario nefasto que es el responsable de muchas de las pifias de el sexenio Calderonista y el cual aun tras cometer error tras error tras error se mantuvo hasta el final.

Siento que Felipe Calderón sintió la necesidad de cambiar el juicio que la historia tendría sobre su sexenio. Quizo creer que “El Chayo” estaba muerto aun sin cuerpo, quizo creer que la guerra después lucha contra el narcotrafico se estaba ganando y que era la dirección correcta aun cuando miles de muertos, violencia sin limites y zonas de el país ingobernables indicaban lo contrario, quizo creer que la macroeconomia de el país era suficiente para mejorar la economía de las familias aun cuando la mitad de el país llego a un nivel de pobreza, quizo mostrarnos un México que el imagino pero que no existió para los ciudadanos de a pie. Un mundo donde el gobierno abatía a diestra y siniestra a los delincuentes, donde la economía de la ciudadanía le alcanzaba para vivir cómodamente y la cifra de los pobres disminuía de manera casi milagrosa gracias a sus buenos manejos.

En fin, Nazario Moreno González “El Chayo”. El hombre que murió en una fantasía y volvió a morir en una realidad.

PEMEX la reforma, el petroleo como objeto de patriotismo en México

Gasolinera PEMEX

Gasolinera PEMEX

Si vives en México o estas informado de lo que ocurre en este país es casi seguro que ya estas enterado de el nuevo tema en cuanto a reformas, la reforma energética, lo cual a dejado ver la enorme división y las diversas corrientes en cuanto a creencias políticas en el país (izquierda, derecha, centro). También a dejado ver un enorme defecto que tenemos los Mexicanos, el no saber escucharnos los unos a los otros y el no saber debatir o hablar los temas sin enojarnos o echar sapos y culebras contra el otro tenga o no tenga razón.

En México no se trata de razonar sino de imponer lo que tu crees que es correcto o no y eso es lo que nos a impedido ponernos de acuerdo históricamente. En México nos quedamos con esa estrofa que dice “Jalisco nunca pierde y cuando pierde arrebata” como guiá para o te gano o te chingo.

También se a notado algo que si bien ya se sabia no creía que fuera tan profundo y que va de la mano con lo que escribí anteriormente, la falta de razonamiento en nuestro país.

Yo no presumo de estar en lo correcto, puedo estar equivocado y no cierro mi visión o forma de pensar a la visión de los demás, pero desgraciadamente en nuestro país la mayor parte de mis paisanos tienen su “verdad” como la única que es correcta, casi como una creencia religiosa e intocable, inamovible, sin posibilidad de cambio. O de el otro lado están tan hartos de la situación que simple y sencillamente ya no les interesa el involucrarse en la conversación porque es su visión que nada va a cambiar.

Pero primero y como acostumbro un poco de historia.

Son los 1900 y un tal Edwad L Doheny y un tal C.A. Canfield petroleros de California (EUA) compran la hacienda Tulillo e inician la Mexican Petroleum Company.
En 1901 Porfirio Diaz expide la ley del petroleo lo cual impulso la actividad petrolera dando facilidades a los inversionistas para explorar y explotar terrenos de propiedad federal. Un tipo ingles de nombre Weetman D. Pearson comienza actividades de exploración y explotación en el Istmo de Tuhuantepec, Veracruz.
Doheny y Canfield andan perfore y perfore, para fines de 1903 ya habían perforado 19 pozos sin irles muy bien y habiendo gastado un buen cacho de sus fortunas. Estos individuos al no tener los resultados que buscaban se consultan con el Mexicano Ezequiel Ordoñez geólogo reconocido quien les dirigió la perforación hasta el Cerro de la Pez, donde en 1904 inicio operaciones y teniendo una producción de 1500 barriles diarios.
En 1905 E.D. Pearson recibe la concesión por 50 años para explorar y explotar tierras nacionales en Veracruz. El gobierno federal recibiría con el 7% de las regalías y el estatal con el 3%.
En 1907 Edward L. Doheny inicia las operaciones de su Huasteca Petroluem CO subsidiaria de la Mexican Petroleum Company.
En 1908 S. Pearson & Son extrae en San Diego de la Cruz 100,000 barriles diarios. En Minatitlan, Veracruz inicia operaciones de refinación de 2000 barriles diarios.
En 1909 Pearson creo la Compañía Mexicana de Petroleo El Aguila absorbiendo todas las propiedades petroleras de S. Pearson & Son.
Para 1911 México ya exportaba petroleo a Estados Unidos, Europa y América Latina siendo la producción de 12.55 millones de barriles.
En 1915 al conocerse en el mundo la gran productividad petrolera de las tierras Mexicanas llegan un numero de empresas petroleras como Compañía Petrolera La Corona, Compañía Transcontinental de Petroleo, Penn Mex Fuel Company y Mexican Gulf Oíl Company.
Venustiano Carranza crea la Comisión Técnica del Petroleo con el fin de regularizar y controlar la industria petrolera.
En 1917 se promulga la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en Queretaro. En su articulo 27 se le da a la nación la propiedad absoluta sobre todas las riquezas de el subsuelo.
En 1918 Carranza establece un impuesto sobre los terrenos petroleros y los contratos esto ocasiono la protesta de las empresas. La Compañía Mexicana de Petroleo El Águila pasa a manos de Royal Sutch/Shell, la actual Shell.
En 1920 y con un capital de 91.5% europeo-estadounidense existían en México 80 compañías petroleras y 17 exportadoras.
Para 1921 se producían 530,000 barriles diarios.
Para 1922 la producción petrolera decae.
Para 1923 en México había 14 refinerías.
En 1925 la Huasteca Petroleum Company de Edward L. Doheny pasa a el control de Standard Oíl de Indiana, la cual con los años paso a ser parte de Amoco la cual paso a ser parte de lo que hoy conocemos como BP. Con esto se termina en México el dominio de empresas individuales y se da paso a los grandes conglomerados multinacionales.

En 1928 la producción petrolera seguía a la baja siendo poco mas de la cuarta parte de lo que se producía en 1921.
En 1933 la producción petrolera llega a un mínimo histórico de 31 millones de barriles al año.
En 1934 surge Petróleos de México A. C. (Petromex) con el fin de fomentar la inversión nacional.
En 1935 se crea el Sindicato de Trabajadores Petroleros.
En 1936 el Sindicato de Trabajadores Petroleros se unió el Comite de Defensa Proletaria y se forma la Confederación de Trabajadores de México (CTM).
En 1937 la relación de trabajadores y empresarios estaban deterioradas y estalla una huelga general en contra de las compañías petroleras extranjeras que paraliza el país. No hay gasolina por 12 días lo cual causa un gran caos.
El entonces presidente “Tata” Cárdenas interviene, la huelga se suspende y los trabajadores esperan el fallo de la Junta de Conciliación y Arbitraje el cual les favorece. Las compañías se amparan ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación.
En 1938 el amparo es negado y esto obliga a cumplir las demandas laborales a las compañías petroleras, estas se niegan a cumplir con el mandato judicial y finalmente el 17 de marzo de 1938 el “Tata” Cárdenas decreta la expropiación petrolera que en México todos conocemos. En Junio se crea Petróleos Mexicano.

En 1940 se reforma el articulo 27 en su párrafo sexto que en parte dice;
Tratándose del petróleo y de los carburos de hidrógeno sólidos, líquidos o gaseosos no se expedirán concesiones y la Ley Reglamentaria respectiva determinará la forma en que la Nación llevará a cabo las explotaciones de esos productos
En 1941 se reforma el articulo 27, articulo cuarto;
La Nación llevara a cabo la exploración y explotación del petróleo, en la siguiente forma:
I.- Por trabajos que realice el gobierno a través de su órgano correspondiente
II.- Por conducto de las instituciones publicas petroleras que al efecto cree la ley y
III.- Mediante contratos con particulares o sociedades.

Articulo octavo;
En el caso de la fracción tercera del art. 6º. podrán celebrarse contratos con particulares o sociedades para que lleven a cabo los trabajos respectivos, a cambio de compensaciones en efectivo o de un porcentaje de los productos que se obtengan.
En 1958 se crea la nueva ley reglamentaria de articulo 27 en materia de petroleo;
Salvo lo dispuesto en el Artículo 3o., el transporte, el almacenamiento y la distribución de gas podrán ser llevados a cabo, previo permiso, por los sectores social y privado, los que podrán construir, operar y ser propietarios de ductos, instalaciones y equipos, en los términos de las disposiciones reglamentarias, técnicas y de regulación que se expidan.

Y en su articulo sexto;
Petróleos Mexicanos podrá celebrar con personas físicas o morales los contratos de obras y de prestación de servicios que la mejor realización de sus actividades requiere. Las remuneraciones que en dichos contratos se establezcan, serán siempre en efectivo y en ningún caso concederán por los servicios que se presten o las obras que se ejecuten, porcentajes en los productos, ni participación en los resultados de las explotaciones.
En 1966 PEMEX deja de exportar crudo por primera vez en su historia y redujo las exportaciones de derivados y gas natural. La producción nacional ya no satisfacía la demanda interna.

En 1970 la importación de gasolina y diésel se incrementa.
En 1974 se supera la producción petrolera de 1921 por primera vez, solo tomo 53 años.

Y ahí me detengo porque lo demás ya es mas reciente y mucho de ello ya lo conocemos.

Cabe destacar que en aquellos tiempos de la expropiación el gobierno recibió el apoyo total de el pueblo Mexicano. Recordemos que la independencia había sido el siglo anterior, Juárez tenia 66 años muerto los franceses habían tratado de tomar el país 74 años antes, muchos Mexicano conocian estas historias de sus padres o abuelos estos hechos eran recientes para ellos, los Mexicanos estábamos con la revolución, el odio a Porfirio Diaz y su favorecimiento a los extranjeros a flor de piel. El nacionalismo era en esos momentos una solución para un pueblo saqueado y maltratado por el extranjero según mi punto de vista.
El Reino Unido rompió relaciones diplomáticas con México, Los Países Bajos y Estados Unidos decretaron un embargo comercial y retiraron a todo su personal lo cual se llevo el conocimiento técnico. Los norteamericanos dejaron de comprar plata y petroleo a México.
Teniendo que pagar una indemnización a las compañías petroleras y estando el país en problemas económicos por la expropiación, teniendo medidas en contra de el país por gobiernos extranjeros y sin los conocimientos técnicos para refinar el petroleo (les suena familiar? Hoy es 2013 y de nuevo no tenemos los conocimientos solo que ahora es para extraerlo de el fondo de el mar) el país estaba en un momento difícil.
En esos entonces se realizaron eventos donde la gente donaba ya fuera dinero, una gallina, un cerdo o cualquier cosa para cooperar en la “recuperación” de el petroleo.

Lázaro Cárdenas se a convertido en un personaje casi sagrado en nuestro país y la expropiación petrolera su obra, doctrina y milagro.
En México el petroleo es visto no como un negocio que es lo que es sino como parte de la identidad Mexicana, a mi parecer hay personas que lo ven como un símbolo de nuestra identidad Mexicana, como lo es la bandera o nuestro himno y cualquier sugerencia de intervención privada en la materia es lo mismo que una traición a la patria.
El negocio de el petroleo en nuestro país se a visto afectado por la enfermedad que a aquejado a nuestro sistema de gobierno en su totalidad, la corrupción. Nuestro sistema de gobierno se basa en la opacidad, la falta de rendición de cuentas y la falta de participación ciudadana, esas son sus bases y por lo tanto es un semillero para los malos manejos.
Con esta reforma (en mi opinión necesaria) se habla de inversión privada, de concesiones, de utilidad compartida y otras cosillas. Pero el problema a mi ver es que PEMEX esta como esta por la corrupción. y los malos manejos por el sistema de gobierno que tenemos (no hay transparencia, no hay rendición de cuentas y no hay participación ciudadana). A mi en lo personal no me asusta ni me desagrada la inversión privada en el petroleo pero no veo que pueda haber avances si el sistema que rige en el país y PEMEX/CFE incluido todo sigue igual. Ahí esta el verdadero problema y no en si hay inversión privada o no.
Hay personas que se enojan si mencionas la inversión privada en el país y comienzan a lanzar insultos, llaman a los que piensan diferente de traidores a la patria por lo menos, agachones, dejados, entreguistas y demás. Hay personas que hablan de un país democrático pero no escuchan y mucho menos respetan la opinión de los que piensan diferente a ellos que son las bases de la democracia.
En México se le tiene miedo y desconfianza a la inversión privada por las malas experiencias que se han tenido en el país a lo largo de nuestra historia. México es un país que a sido a lo largo de su historia saqueado por las compañías extranjeras pero eso no es culpa de las compañías es culpa de el sistema que no a aplicado las leyes por la corrupción.
En México se tiene la visión que el estado debe producir las riquezas de el país y no de administrar.
Y aquí quiero dar un ejemplo con nuestro vecino de el norte EUA. En Norteamérica la inversión privada es libre y no hay restricciones en cuanto a producir, competir y aprovechar las riquezas de ese país la diferencia es una y es vital. En EUA tu puedes entrar a competir con los nacionales, pero se apoya y favorece la inversión nacional a la hora de la competencia con los extranjeros, es por eso que las compañías norteamericanas son tan fuertes, tienen bases bien fundadas dentro de su país en México eso no ocurre.
En México e escuchado las voces que mencionan cosas al estilo de “Esto va a servir para que Slim se haga mas rico” lo cual puede ocurrir pero analiza esto, quien va a invertir dinero en las cantidades millonarias que se requieren para un negocio de las magnitudes que es el petroleo? Yo? Me resulta difícil pagar los recibos… El dueño de una taqueria? No creo que tenga suficiente capital… Solo los que tengan capital en cantidades millonarias le podrán entrar a el juego y esos son los ricos de este país. Con esto no quiero decir que Slim va a entrarle al petroleo, no lo se pero son personas como el los que pueden invertir en los negocios de esta magnitud.

Espero que este debate que se esta generando por la reforma energética sea de provecho para el país y que salga la mejor reforma posible en beneficio de la ciudadanía. Si lo mejor es que PEMEX siga en manos de el gobierno, que así sea, si la inversión privada es la mejor solución bienvenida que así sea, pero quiero asegurar y predecir una cosa. Se pueden realizar la cantidad de reformas que quieran realizar en este país pero si no se le da transparencia, rendición de cuentas y participación ciudadana a nuestro sistema nunca vamos a avanzar de la manera que necesitamos y deseamos. No importa el numero de reformas que se hagan si los cimientos de el sistema no son la transparencia, rendición de cuentas y participación ciudadana no avanzaremos y nuestro futuro sera como nuestro presente, alrededor de el mundo se están desarrollando tecnologías (energía eólica, energía solar, etc) para no depender de el petroleo, en México es 2013 y aun estamos discutiendo que hacer con el “oro negro”.

Y por ultimo una pequeña muestra de nuestro tipo de “debate” y “argumentos” para obtener la mejor reforma posible.